lunes, 25 de mayo de 2009

“La corteza del pan engorda menos que su miga”. ¿Mito o realidad?

En torno a la alimentación existen muchas creencias, algunas de ellas verdaderas y otras, aceptadas popularmente como ciertas pero en realidad no lo son, sino que constituyen un mito que debemos desmentir.

Una de las creencias más populares es que la corteza del pan engorda menos que la miga del mismo, por eso, al momento de perder peso culminamos desarmando una rodaja de pan y dejando a un lado la parte más sabrosa: la miga.

Para saber si ésta creencia es un mito o una realidad, pensaremos un poco acerca de qué diferencia a la miga del pan de la corteza.

La miga del pan es aquella porción más esponjosa que se encuentra rodeada por una parte más oscura, la corteza o “cáscara” que posee este color y más firmeza porque al cocinarse es la porción más expuesta al calor y por ende, se seca más, pierde más agua y adquiere firmeza.

Sabiendo ésto, podemos ver claramente que al amasar un pan, no se diferencia ambas partes, por eso, los nutrientes de la miga y la corteza son los mismos, sólo que el calor produce un efecto amorronado sobre los cereales que sólo modifica el aspecto y la concentración de agua.

Entonces, dado que el agua no aporta calorías y las calorías no se pierden con el calor de la cocción, está demostrado que la corteza no engorda menos ni la miga más, sino que ésta creencia tan arraigada popularmente es sólo un mito que acabamos de desmentir.

En BlogNutrición: “Si estás a dieta no comas pastas”. Un mito al descubierto
En BlogNutrición: 4 mitos sobre los alimentos
En BlogNutrición: El pan no engorda ni favorece el exceso de peso

Este post ha sido publicado originalmente en BlogNutricion.com- Todo lo que te interesa sobre nutrición, salud y dietas.

Compartelo